Reivindicamos el terciopelo

Reivindicamos el terciopelo

Es el material de moda. Y no solo porque ser el elegido para dar forma a los vestidos, accesorios y otras prendas básicas para un look de tendencia, sino porque el mundo del diseño de interiores también ha caído rendido a sus pies. Vive en un eterno ir y venir, pero esta temporada se impone y alcanza su máximo esplendor.

Velvet fever

Despegó fuerte en 2017, después de años caído en el olvido. Ahora, lejos de perder adeptos, ha conseguido colarse en casas de todo tipo, desde las más trendy a las más sofisticadas. Y eso que todavía muchos se lo miran con recelo…

De clásico nada

El subconsciente de algunos todavía les traslada a recargados palacios cuando piensan en este tejido de agradable textura. ¡Pero no todo iba a ser clasicismo! Aunque en su momento se consideraba un material de lujo y un símbolo de distinción, razón por la que castillos y palacios iban forrados al completo con este material, ahora lo encontramos en todo tipo de aplicaciones. Sofás, sillas y butacas tapizadas son las más habituales, pero también en cojines e incluso cortinas. Los más atrevidos hasta se animan a empapelar las paredes, pero no hace falta ir tan lejos para incorporar esta tendencia a la decoración de interiores. O sí, todo depende de ti.

Mix &match

Al clásico rojo le han salido rivales muy dignos. Los azules y verdes oscuros, los mostazas, violetas… Eso sí, para evitar sobrecargar el ambiente, mejor apostar por combinaciones bicolor o piezas lisas y dejar que llenen de calidez tu casa. Si te preocupa cómo combinarlo, lo tienes fácil: mézclalo con otro tipo de tejidos, como algodones, y deja que respire para que luzca en todo su esplendor. Recuerda las palabras del arquitecto y diseñador industrial: menos es más.