¿Por qué todo el mundo habla sobre creatividad?

¿Por qué todo el mundo habla sobre creatividad?

Hasta hace poco la creatividad se la reservábamos a los artistas. Era una aptitud lejana, difusa, inalcanzable. Pero desde hace unos años esta habilidad está en boca de todos. Ahora resulta que es una facultad intrínseca y transversal. Todos podemos ser creativos y todavía más importante: todos queremos serlo.

Internet ha abierto la veda de la información, o a la sobresaturación de información. Consumimos imágenes a un ritmo frenético y recibimos una media de 3.000 impactos publicitarios al día. La única posibilidad de sobrevivir en esta civilización de la imagen es la diferenciación. Y aquí es donde entra la palabra mágica: cre-a-ti-vi-dad.

Ser creativo significa pensar diferente, desaprender lo aprendido, hacerse preguntas y responderlas de la forma más innovadora posible. Solo así destacaremos. Solo así progresaremos. Si todo está inventado lo que toca es darle una vuelta a lo conocido, asociar ideas preestablecidas y generar otras nuevas.

Más nos vale potenciar esta habilidad si queremos que el futuro nos siga necesitando. Con el tiempo el 45% de todas las actividades podrán automatizarse. La inteligencia artificial podría llegar a reemplazarnos. Pero la diferenciación, la estrategia, la originalidad, la imaginación –y como resultado la creatividad– pueden salvarnos. Y lo harán.

Foto de Prue Stent.