No hagas caso a tus profesores: las distracciones son positivas

No hagas caso a tus profesores: las distracciones son positivas

Distraerse está mal visto. No prestar atención a una clase, a una conferencia o (¡todavía peor!) no hacer caso a tu madre puede causarte más de un problema. Pero muchos pensadores, filósofos y artistas (Monet, Einstein o Picasso) han pensado a lo largo de la historia que las mentes distraías son en realidad las más creativas.

Y eso es porque el flujo continuo de ideas promueve la creatividad.  Si pensamos en muchas cosas a la vez a lo largo del día seremos capaces de encontrar mejores soluciones y de una forma más rápida. Es a través de la conexión de diferentes ideas que se consigue llegar a otras más originales. Por lo que lo más racional sería potenciar las distracciones de los niños en vez de castigarlas.

Foto de Portada de Dior.