Moda y sostenibilidad: un largo camino hacia el sentido común

Moda y sostenibilidad: un largo camino hacia el sentido común

La industria de la moda está empezando a ponerse al día en cuanto a sostenibilidad se refiere. Ya sea creando tejidos innovadores y respetuosos con el medioambiente, reciclando materiales o produciendo de forma artesanal. Cada vez hay más diseñadores de marcas de lujo que luchan por la popularización de la moda ética. Incluso gigantes del fast fashion están empezando a cambiar algunas de sus políticas. Pero también ha influenciado mucho el hecho de que cada vez existan más marcas emergentes e independientes que apuestas por la producción local y artesanal. Estos cinco ejemplos muestran como la moda se está empezando a empapar de sentido común. Aunque todavía queda mucho camino por hacer.

 1. El lujo puede ser sostenible según Stella McCartney.

No es de extrañar que la hija de Paul McCartney esté tan concienciada con el cuidado del planeta y de todos los seres vivos que lo habitan. Su padre ha sido un activista convencido durante toda su vida. Probablemente por eso la diseñadora británica lleva años luchando para que la sostenibilidad tenga cabida en la industria del lujo. Y lo hace investigando y creando nuevos materiales como un tipo de viscosa sostenible o la creación de hilos a partir del reciclaje de botellas de plástico. Tampoco ha usado nunca pieles de animales. Y es una firme partidaria de promover la venta de sus piezas de segunda mano.

TheCreativeNet - Stella McCartney

2. El activismo de Vivienne Westwood.

La irreverente diseñadora inglesa responsable de gran parte de la estética asociada al punk siempre ha sido una gran activista. De hecho lleva años promoviendo la moda sostenible. Porque como ha dicho muchas veces, para ella la gente más sexy es la que piensa. A través de su propia plataforma Climate Revolution, Vivienne Westwood ha lanzado varias campañas de sensibilización sobre cómo la industria de la moda está afectando al cambio climático.

TheCreativeNet - Vivienne Westwood

3. Arket, la nueva marca sostenible del gigante sueco H&M.

Es curioso como hasta un gigante del fast fashion como H&M también ha decidido crear su propia marca de moda sostenible. Se llama Arket y hace especial hincapié en la procedencia de sus productos. En su página web es posible consultar el nombre de la fabrica donde se produce, su ubicación y el tipo de material utilizado (la mayoría son sostenibles, como el poliéster reciclado, derivado del reciclaje de las botellas de plástico).

TheCreativeNet - ARKET

 4. La tecnología innovadora pero respetuosa de Nike.

La marca deportiva Nike siempre ha invertido en tecnología en busca de los materiales más innovadores. Pero ahora también se ha fijado reducir su impacto medioambiental a la mitad en los próximos cinco años. Por eso –entre otros- ha ideado un material llamado Flyleather elaborado con un 50% de fibra de cuero reciclado. Gracias a esto no solamente es más respetuoso con el medioambiente sino que también tiene una vida más larga y es más ligero.

TheCreativeNet - Nike

 5. Marcas independientes de producción local.

A pesar de que cada vez existen más gigantes de la moda que empiezan a producir de forma ética, al final son las pequeñas marcas las que han apostado desde el principio por la producción local y sostenible. Un buen ejemplo son los bolsos cosidos a mano de Iriarte Iriarte, las mochilas hechas a partir de materiales reciclados de Nukak o las alpargatas 100% artesanales de Naguisa.

TheCreativeNet - Naguisa

Foto de Portada: Campaña de Arket.