La fórmula de la creatividad

La fórmula de la creatividad

En lugar de buscar la fórmula para la creatividad (que no existe) deberíamos centrar toda nuestra energía en el verdadero origen de las ideas: los accidentes buscados. La inspiración te tiene que coger trabajando. Solo así podrá sorprenderte la mejor de las casualidades.

1. Mirar atrás.

Si queremos destacar con una nueva idea deberíamos saber qué se ha hecho antes. Aprovechar estos recursos no es malo sino imprescindible. Dar la espalda a lo que hacen los demás solo te servirá para repetir errores y no ser suficientemente innovador.

2. Historias de éxito.

Escoge un sector. Ciencia, artes, literatura. Ahora busca quiénes han triunfado y entiende a qué deben su éxito. Estas historias son más importantes de lo que parecen, pueden darte pistas de cuál es la mejor forma de actuar cuando se persigue un objetivo.

3. Cambio de estrategias.

Nuestro mundo se vuelve cada vez más complejo. Estamos ansiosos de novedad. Queremos cosas diferentes y mejores. Pero al final todo se reduce a lo mismo. Queremos novedades pero no cambiamos la forma de hacer las cosas. Si queremos resultados diferentes necesitamos estrategias diferentes.

Foto de Jimmy Marble.