Joan Amargós, un actor de presente y futuro

Joan Amargós, un actor de presente y futuro

- 11 December 2018

 

Con tan solo 28 años ya es uno de los actores con mayor proyección de futuro. Joan Amargós (Barcelona, 1990) tiene ese nosequé embriagador que hace que te fijes en él nada más pisar la madera, esa presencia escénica que funciona a modo de onda expansiva y que tiende a eclipsarlo todo. Estás sentado en tu butaca y piensas: “No sé quién es, pero este chico vale”. Amargós comprende a sus personajes y detecta sus virtudes y sus taras, los matices y las contradicciones. Ni rastro del histerismo afectado del que adolecen a menudo los actores jóvenes, que creen que gritando y gesticulando más se llega más lejos.

Es joven, sí, pero tiene tablas. Ha hecho teatro, cine y televisión, y es uno de los miembros de la Kompanyia Lliure, un proyecto artístico impulsado por Lluis Pasqual y el Teatre Lliure la temporada 2013/2014 para profesionalizar a toda una generación de actores jóvenes. A Amargós y al resto de actores y actrices de la Kompanyia los hemos visto en espectáculos como “El temps que estiguem junts”, de Pablo Messiez, en “In Memoriam”, dirigida por el propio Lluís Pasqual, y más recientemente en el díptico “Àngels a Amèrica”, una adaptación de David Selvas del clásico de Tony Kushner. Se trata de un proyecto mastodóntico (dura 4 horas y media) en el que Amargós da vida a Prior Walter, un joven homosexual que lucha contra el sida, la soledad y el estigma social en la era convulsa de Ronald Reagan. Su personaje, sin duda uno de los más difíciles de interpretar por su evolución dramática, resulta tremendamente convincente. Nos conmueve, y en algunos momentos incluso consigue arrancarnos alguna que otra carcajada.

Todo apunta a que Joan Amargós será, más pronto que tarde, una cara conocida de la escena teatral catalana. Estaremos expectantes.