Femeninas y artesanas

Femeninas y artesanas

Lucia Moholy, Marianne Brandt, Anni Albers, Margret Leischner, Margret Dambeck, Liesel Henneberg, Gertrud Arndt, Marianne Gugg, Dörte Helm, Lore Levdesdorf, Gunta Stölzl, Marianne Buscher, Lena Meyer-Bergner, Benita Koch-Otte, Ida Kerkovius, Otti Berger, Lou Scheper-Berkenkamp, Monika Bella Broner, Miriam Manuckiam, Anne Marie Wilke, Bella Ullmann, Mityko Yamawaki, Lilly Reich…

Casi la mitad de los matriculados de la Bauhaus eran mujeres. Sin embargo, todas ellas eran enviadas en redil a los telares, al taller de encuadernación o al de alfarería, ya que, salvo alguna excepción, no eran admitidas en el resto de materias. Que conste en acta que los profesores lo hacían por el bien de las mujeres y de la arquitectura y del dibujo y del diseño industrial y de la carpintería… Seguramente, algunos hombres de la Bauhaus sentían mucho miedo hacia aquellas mujeres que retaban a su tiempo.

Suerte hubo que mujeres valientes se atrevieron a ir más allá de lo que se esperaba de ellas y deslumbraron al mundo con sus piezas, tachadas a menudo de “femeninas y artesanas”. Veámoslo y juzguemos nosotros mismos:

  • Lucia Moholy y su mirada revolucionaria de la imagen:

 

  • Marianne Brandt y su concepción geométrica de la utilidad:

 

 

  • Anni Albers y sus hilos abstractos:

 

Estas tres artistas dan cuenta de la excelencia que late en la obra de los artistas que poblaban la Bauhaus. Ellas -de distintas formas- nos demuestran porqué los adjetivos “femenino y artesano” resultan cómicos a día de hoy. Sus piezas nos abren las puertas a “las habitaciones propias”. Espacios donde las artistas, fotógrafas, diseñadoras e ingenieras demuestran tener una mirada sobre la realidad, madura, matizada, iluminada e iluminadora. Gracias, señoras.