La revolución está en nuestra mente

TheCreativeNet - Freud

La revolución está en nuestra mente

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

La obra de Sigmund Freud no destacaba por ser insolente, rompedora o emocionante. Su estilo era científico, neutro, casi aburrido. Pero el objetivo de Freud no era el entretenimiento sino desvelar lo oculto en la mente. Sigmund Freud = REVOLUCIÓN. Descubrió un nuevo continente: el subconsciente. Pronto, sus diagnósticos atrajeron a tal número de pacientes que casi no podía ni descansar durante el día.

TheCreativeNet - Freud

7.00

Levantarse, desayunar y afeitarse.

8.00

Recibir a los pacientes. Seguir el ritmo frenético de las consultas a base de cigarrillos.

12.00

Tiempo libre y comer.

14.00

Pasear por el Ringstrasse de Viena a gran velocidad, quizás por una mala jugada del subconsciente.

15.00

Más consultas + análisis de los pacientes

21.00

Cenar y contar las extrañas situaciones de sus pacientes a su mujer o su hija Anna.

22.30

La parte más teórica del día: Estudio de los casos y sacar conclusiones psicoanalíticas.

01.00

Irse a dormir.

Vía Info We Trust.