La emblemática sala Apolo sigue creciendo en espacios y contenidos

La emblemática sala Apolo sigue creciendo en espacios y contenidos

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

¿Os acordáis de las noches en el Apolo? Esta frase podría salir de la boca de muchas generaciones de barceloneses. Y sí, de la de tus abuelos también. Mucho antes de convertirse en sala de música, el Apolo fue una sala de baile con un pequeño parque de atracciones hasta que estalló la Guerra Civil y dejó de funcionar temporalmente. Durante los 50 y 60 llegó a su máximo esplendor, con atracciones como La Gruta Mágica, el Río Misterioso, la Ciudad Encantada o el Tren Miniatura. Todas formadas a base de criaturas misteriosas que diseñó Salvador Alarma, el reconocido escenógrafo del Liceu. Ahora algunas de ellas pueden verse en la entrada de la sala. Pero no fue hasta 1991 que se programó el primer concierto en directo. Y el resto es historia.

The CreativeNet - Apolo atracciones

Una historia que se renueva con una nueva sala polivalente destinada a la creación y a la innovación artística, un punto de encuentro entre el público y los profesionales del sector. Un espacio vivo y en continuo movimiento. La programación de la (3) de Apolo girará entorno a workshops especializados, masterclasses, conferencias, exposiciones, mercados y conciertos en acústico. Además de cara al 2018 está previsto que albergue una cabina de emisión radiofónica con contenidos propios de la sala y un estudio de edición de imagen. 

The CreativeNet - Apolo entrada

Pero el Apolo no solamente presenta un nuevo espacio sino que también ha reformado estructuralmente sus dos primeras salas, ahora mucho más grandes. En total el aforo es de 2.900 personas repartidos en tres espacios con propuestas diferenciadas y conectados entre sí. Entre esas cuatro paredes han pasado artistas como Interpol, Aphex Twin, Laurent Garnier o Coldplay. ¡Que la historia siga!

TheCreativeNet - Cartel