El ménage à trois de Malika Favre con el Pop y el OpArt

El ménage à trois de Malika Favre con el Pop y el OpArt

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Malika Favre, dentro de las voces femeninas más potentes. Se enfrenta a los paradigmas, tan típicos y tópicos, de la sociedad. Cree y crea en y por el cambio. Se pregunta “Where are the boss ladies?” y, en sus trabajos, reafirma constantemente que “Women’s voices will be heart”. De una familia francesa muy a la “New Age”, de mente abierta y sin televisión en casa. Ha crecido pintando cuerpos desnudos, cerca de mujeres que perciben el sexo como algo divertido y hermoso, en lugar de un tabú.

69 (personal work) - Pieza erótica que dibujó y regaló a su abuela, de niña, en Navidad. A ésta le tomó un tiempo entender lo que estaba sucediendo en el papel, y cuando lo hizo, se echó a reír y le dijo que era hermosa.

69, personal work – Pieza erótica que dibujó y regaló a su abuela, de niña, en Navidad. A ésta le tomó un tiempo entender lo que estaba sucediendo en el papel, y cuando lo hizo, se echó a reír y le dijo que era hermosa.

Su trabajo es audaz, minimalista y narrativo y, a veces, también muy, pero que muy sexy. Malika Favre es una de las diseñadoras gráficas más buscadas en Reino Unido. Jugando siempre con el espacio positivo/negativo y, de vez en cuando, con The New Yorker, Vogue, BAFTA y Sephora, entre muchos otros.

Su estilo es inconfundible, provocativo, a menudo descrito como Pop Art y OpArt. Explora y admira la figura de la mujer. Se divierte con efectos ópticos. Insinuación, sutileza y mucha caña. Gran parte del arte erótico ha estado siempre dominado por hombres y, a ella, no le faltó tiempo para encontrar su voz dentro de este mundo. Especialmente, en su trabajo personal, que lo separa del comercial. Este último decidió separarlo también del erotismo. Camaleónica.

Vive y convive en un loft industrial lleno de muebles de segunda mano e ilustraciones varias. Crea y desespera en este mismo apartamento de la ciudad de Londres, con la que mantiene una relación de amor-odio y, constantemente, busca inspiración viajando, saliendo de su zona de confort. Supongo que todos necesitamos un poco de eso, ¿verdad?

Os dejamos con algunos de sus diseños. Inconfundibles, llenos de guiños, sombras y, también, color. Ah, y de algún que otro mensaje subliminal.

“A woman’s place is in the revolution”, ladies.

Le Crazy

Le Crazy, personal work

The First - The New Yorker

The First, The New Yorker

Operating Theatre, The New Yorker

Operating Theatre, The New Yorker

where are the boss ladies? PW

Where are the boss ladies?, personal work

VF_collection_2

Vanity Fair, 2016

KamaSutra_image2

The Kama Sutra, Penguin Random House

Captura de pantalla 2018-05-09 a las 11.40.16

Other commercial work

Malika_Favre_Hollywood_Illustrations_3

Hollywood, personal work

Sephora

Mother’s day, Sephora

1

Malika Favre’s Website