El de cuando Milton Glaser loves NY

El de cuando Milton Glaser loves NY

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Nos vamos a una Nueva York de los años 70. El crimen y una fuerte crisis fiscal dominan la ciudad. Las empresas grandes la abandonan y los turistas no aparecen. Nueva York no vende y, a alguien, esto no le gusta. Así que, en 1977, el Departamento de Comercio del Estado contrata al mister del pop en publicidad, Milton Glaser, para romper con la maldición.

La campaña de mejora de imagen de la urbe, emprendida por el municipio neoyorquino, ya estaba en marcha. Faltaba el poderoso click que tumbara la etiqueta de “ciudad peligrosa e incómoda” y enganchase la de “ciudad amigable y habitable”. Y fue dentro de un taxi, detrás de un sobre cualquiera, dónde Glaser vomitó I love NY, con un corazón rojo en el centro.

Tipografía patriótica, American Typewriter. Mayúsculas gritando en color negro. Dos de las palabras más potentes en publicidad, “love” y “new”, como logotipo. Éxito inmediato y vuelta de 180 grados. Todo el mundo se enamora de Nueva York y empieza a comprar sus camisetas, mecheros, tazas, pósters, platos, toallas. Qué más da, lo que sea. ¡Viva la era del consumismo! 

“One thing we know is that reality is conditioned by belief”

Estaba pensado que la campaña perdurase unos 2 meses pero resultó ser inmortal. Símbolo de identidad de la ciudad desde entonces. De 1976 a 1977, triplicó los ingresos por gasto de turistas, de 500 millones a 1’6 billones de dólares. Ha ganado todos los premios posibles y, ya que, quién no corre vuela, ha sido una de las campañas más explotadas y aplicadas a un sin número de ciudades.

“It’s freakish. Also, it’s something I wish people would forget, because I’ve done other things.”

5-designer

Milton Glaser, ilustrador y diseñador gráfico tremendamente icónico. Más de 300 carteles, entre ellos, el póster de “Greatest Hits” para el colega Bob Dylan, en 1967. Diseño editorial e identidad corporativa. Es un camaleón. Ha trabajo para publicaciones como Paris Match, L’Express, The Washington Post o La Vanguardia (1987-1989). One-man shows en el Pompidou de Paris y el MoMA de Nueva York. Revista de Gourmet Underground, libros infantiles, compañía de diseño propia, relación continua con el arte y la educación. Fundador, junto a Clay Felker, de New York Magazine e incluso, va Obama y le cuelga The National Medal of Arts. Nada, nada mal, Milton. Keep it up!

milton-16340-31

Bob Dylan’s Greatest Hits album, 1967

nymag_mgandclay-490

Milton Glaser & Clay Felker, New York Magazine studio

ilovenysketch-3968

El boceto del taxi, original, en el archivo del MoMA

milton-16279-93

Póster distribuido por la ciudad de Nueva York la semana de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

“Lo más seguro es que lo que estoy haciendo en diseño gráfico, Ilustración y diseño industrial no sea arte. Pero puesto que el arte es básicamente un acuerdo histórico, el que lo sea o no lo sea resulta irrelevante. No sé por qué la gente se preocupa tanto por este tema”, de si el diseño es o no es arte, a raíz de la aparición del pop art.