6 maneras de ser creativo en la oficina

Captura de pantalla 2017-05-29 a las 13.25.15

6 maneras de ser creativo en la oficina

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

 1. Escóndete de tu jefe.

No siempre, claro, pero sí cuando estés metido en algo nuevo y original. Tal y como señalan los profesores de la escuela MBA de Stanford, Jeffrey Pfeffer y Bob Sutton, los jefes pueden perjudicar la creatividad. Y es que las figuras de autoridad hacen muchas preguntas, buscan retroalimentación. Y necesitan respuestas inmediatas. Lo que no saben es que presionando a sus trabajadores lo único que consiguen es un resultado menos creativo. El motivo se encuentra en el proceso creativo, momento en el que se necesita acumular algunos fracasos si se quiere conseguir algún éxito. Cuando un jefe mira nadie quiere equivocarse, por lo que se acaban aplicando procesos manidos que no den margen a error. Quizá solucionan el problema, pero no será la forma más creativa de hacerlo, seguro.

2. En realidad, escóndete de todo el mundo.

Muchas investigaciones han demostrado que las personas que generan ideas por su cuenta y luego se reúnen con un grupo consiguen más (y mejores) ideas. Las lluvias de ideas desde un inicio son un error de planteamiento. El trabajo en equipo siempre debería desarrollarse después de uno individual.

3. Se creativo en la oficina sin estar en la oficina.

Está demostrado que somos más creativos cuando trabajamos desde casa. De hecho podemos llegar a serlo hasta un 20% más. Y eso es porque nos concentramos mejor, nadie nos presiona y no tenemos miedo al error.

4. Desordena tu escritorio.

Una oficina organizada puede que te permita trabajar más a gusto pero una oficina desordenada nos hace conseguir resultados más creativos.

5. No procrastines.

¿Trabajas mejor con la presión de última hora? Olvídalo, Teresa Amabile de Harvard dice que este planteamiento es un error. Los días que tenemos una presión de tiempo más extrema somos hasta un 45% menos propensos a llegar a una nueva idea o resolver un problema complejo. Además existe una especie de “resaca de presión” que nos hace menos creativos hasta dos días después del deadline.

6. Relájate, sé feliz y sueña despierto.

Ver videos de humor en YouTube puede ser una buena herramienta. Y es que cuanto más felices somos más creativos nos volvemos.

La Foto de Portada forma parte del proyecto Bling Bling de Raquel Quevedo.