Drømsjel dibuja almas como Nietzsche las entendía

Drømsjel dibuja almas como Nietzsche las entendía

Disculpa, pero esta entrada está disponible sólo en Catalán. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Filosofía y arte se parecen. En muchas cosas, pero sobre todo en su interés por explorar. Por descubrir cómo funciona el mundo y los elementos que lo componen. Entenderlos y clasificarlos. Etiquetarlos y definirlos. Y si nos preguntamos qué caracteriza a la mente humana, ¿qué? ¿Qué se esconde tras nuestra capa más superficial? Todo aquello que no se ve. Descifrarnos es complicadísimo.

Más complejo se vuelve cuando nos topamos con nuestros comportamientos más crueles. Nuestras acciones menos justificables. Y que a menudo nos esforzamos en esconder. ¿Pero qué está bien y qué está mal? Si realmente hay una diferencia entre lo que debemos mostrar orgullosos y lo que debemos esconder avergonzados. Nietzsche habló de ello largo y tendido: sus teorías sobre la doble moral

El artista Drømsjel se sube al carro de la representación de la existencia humana. De la individualidad. Del universo de cada uno = su alma. El terreno en que se configura un “bien” y un “mal” único. Porque para el filósofo alemán los valores buenos y malos eran variables. Según el ambiente, el tiempo o la persona. Y el alma ese es interior que a menudo no queremos mostrar. Nuestro mal personal.

A través de sus ilustraciones, Pierre Schmidt (nombre real de Drømsjel) expone la verdadera esencia. Muchas veces contraria a lo que nos esforzamos en proyectar. Caras desconcentradas, descompuestas. Una representación de la falta de luz, de lo que no se ve. El artista ha aceptado estar inspirado por la filosofía y pensamiento de Nietzsche. Se suma a su crítica exhaustiva de la cultura. Y lo hace a través de un poder visual único. Un estilo inimitable. Lleno de simbolismos psicológicos. Deshace rostros, nos muestra almas

1 2 3 4 5