Los hoteles más divertidos del mundo

Los hoteles más divertidos del mundo

Ho sentim, aquesta entrada està disponible només en Espanyol Europeu. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Casi siempre viajamos para visitar lugares desconocidos. ¿Pero qué pasa cuando decidimos que el “cómo” a veces puede ser más importante que el “qué”? Existen hoteles situados en los lugares más inhóspitos del mundo, otros ofrecen servicios de lujo. Pero también los hay que por su forma y su contenido resultan curiosos y divertidos, como estos:

 1. Piezas de Tetris.

TheCreativeNet - Tetris

De la pantalla a la realidad. Este hotel no existe todavía pero se construyó durante la Dutch Design Week con la idea de mejorar la experiencia en un mundo tan rápido y con tantos cambios como en el que vivimos. El futuro de la arquitectura necesita flexibilidad, y qué mejor que las piezas de este videojuego para conseguirlo. Dentro del edificio se diferencian nueve espacios diferentes, con colores y módulos dispuestos a cambiar en poco tiempo.

2. Parque de atracciones.

TheCreativeNet - First World Hotel

Aunque parezca que este hotel debería estar en Las Vegas, en realidad este megacomplejo está ubicado en Malasia. El First World Hotel es el tercer establecimiento hotelero más grande del mundo, con más de 6.000 habitaciones y 46.000 metros cuadrados formados por casinos, espectáculos e incluso un parque de atracciones.

3. Juego de construcciones.

TheCreativeNet - Construcciones

El Hive Inn Hotel-Jenga es un proyecto de construcción diseñado para que sus edificios y estructuras puedan cambiar al gusto de sus clientes. Su nombre y sus colores evocan al juego de construcciones de madera Jenga, que consiste en retirar fichas de la parte inferior de una torre para colocarlas en la parte superior sin que caiga todo el bloque.

4. Boeing 727.

TheCreativeNet - Boeing 727

El equipo de este hotel situado en el National Park de Costa Rica ha restaurado un fuselaje vintage Boeing 727 de 1965 para crear una fantástica suite de dos dormitorios, totalmente única y exclusiva.