Un drone poliniza las plantas como una abeja

drone

Un drone poliniza las plantas como una abeja

A principios de año varias especies de abejas fueron catalogadas en peligro de extinción. La noticia es devastadora ya que estos insectos juegan un papel crucial en nuestro planeta gracias a su papel polinizador en las plantas. Sólo en España, las abejas hacen posible la producción de los árboles frutales (almendro, melocotonero, cerezo, ciruelo, manzano, peral), las leguminosas forrajeras (alfalfa, trébol), las cucurbitáceas (melones, pepinos, calabazas, calabacines, berenjenas) y otros cultivos hortícolas (fresas, frambuesa, espárragos, zarzamora, tomate), las plantas para la extracción de aceite (girasol, colza), las fibras textiles (lino, algodón), entre muchas otras. De modo que la producción de todos estos vegetales depende necesariamente de la acción polinizadora de las abejas.

Por eso Anna Haldewang (24 años), estudiante de diseño industrial en la Escuela de Arte y Diseño de Savannah, ideó un prototipo llamado Plan Bee. Un drone controlado por un dispositivo inteligente que artificialmente poliniza las flores como lo harían las abejas. Sí, más o menos como en Black Mirror. Este artilugio está construido con plástico ligero en el exterior, espuma en el interior y unas hélices en la parte superior. El cuerpo del zángano se divide en seis secciones con pequeños agujeros por debajo que chupan el polen y lo sueltan al volar sobre otras plantas. Plan Bee está en sus primeras etapas y Haldewang todavía está afinando su ingeniería. Sin embargo, ya ha presentado una solicitud de patente y espera desarrollarla como un producto viable en un máximo de dos años.

Plan-Bee-drone-by-Anna-Haldewag-03