Un bosque que toca el cielo

portada

Un bosque que toca el cielo

El arquitecto italiano Stefano Boeri traerá su famoso bosque vertical a Nanjing, China. El nuevo proyecto, que verá la luz en 2018, estará formado por 1.110 árboles y 2.500 arbustos que envolverán las fachadas de las dos enormes torres de aproximadamente 200 y 100 metros cada una. Convirtiéndose así en los primeros rascacielos formados por bosques de Asia.

El objetivo es ayudar a regenerar la biodiversidad local a través de la arquitectura, con 23 especies de árboles locales. A medida que cambien las estaciones, los tonos de verde y rosa girarán a través de la fachada, creando una especie de pintura de la naturaleza. Pero no todo es estética. El bosque vertical producirá 132 libras de oxígeno todos los días.

Sobre el edificio, las torres albergaran un museo, oficinas, una escuela de arquitectura verde, un hotel, tiendas, restaurantes y una piscina y club en la azotea. En todo el edificio, los balcones permitirán a los visitantes a disfrutar del paisaje y sentir un refugio en el aire libre, incluso estando en el aire.

Nanjing-Tower-vertical-forest-stefano-boeri-4 Nanjing-Tower-vertical-forest-stefano-boeri-3