La excéntrica rutina que seguía Honoré de Balzac

TheCreativeNet - Balzac

La excéntrica rutina que seguía Honoré de Balzac

Tuvo que influenciar su creatividad. No somos igual de productivos a cualquier hora del día. Trabajar de día o de noche, despertarse siempre a la misma hora o seguir (o no) unos hábitos diarios pueden ser cruciales para el desarrollo de nuestras actividades. Y todavía más si estas necesitan el 100% de nuestro ingenio. A Honoré de Balzac le gustaba trabajar de noche, seguramente porque sufría insomnio. Tomaba más de 50 tazas de café al día y eso le mantenía despierto en sus largas maratones de escritura. Esta excentricidad seguramente haya tenido algo que ver con su genialidad. Y también con su muerte prematura: a los 51 años y a causa de una insuficiencia cardíaca.

Thecreative.net_Honoré de Balzac


01.00

Despertarse para escribir.

08.00

Echar una siesta de una hora y media tras 7 horas sin parar de trabajar.

9.30

Volver a escribir. Tomarse unas 50 tazas de café solo al día.

16.00

Dejar de escribir para hacer ejercicio.

16.30

Darse un buen baño.

17.00

Recibir a algunos invitados.

18.00

Acostarse para poder estar fresco a la 1 de la mañana, y volver a escribir.

Foto de portada de Info We Trust
Foto de portada d’Aga Pietrzykowska.