Si eres introvertido, eres creativo

BLANCAMIRO

Si eres introvertido, eres creativo

Las ideas más creativas nacen a partir de conexiones imposibles. Muchas veces nacen en equipo, compartiendo opiniones. Pero en la mayoría de casos la solución definitiva aparece en nuestra cabeza cuando estamos solos. Por eso las personas introspectivas pueden llegar a ser muy creativas. Seguramente porque pasan tiempo a solas dando vueltas y más vueltas en busca de la mejor solución. Pero la introversión que todos conocemos no es la única que existe, de hecho no es ni de lejos la más creativa. Estas son las cuatro formas de introversión que existen. Y sí, la pensativa es la que está más ligada a la creatividad. 

Social: La introversión social es la más conocida. Estas personas prefieren socializar con grupos pequeños en lugar de grandes. Y en los casos más extremos prefieren la soledad. Quedarse en casa con un libro o viendo series en el ordenador. Eso sí, la introversión social es muy diferente de la timidez ya que estar solos no les provoca ningún tipo de ansiedad.

Pensativa: Se trata de un concepto más nuevo. Estas personas no comparten la aversión a los eventos sociales que la gente suele asociar con la introversión. Son introspectivos y reflexivos. Eso significa que son capaces de perderse en un mundo de fantasía interno. Pero no de una forma neurótica sino creativa.

Ansiosa: A diferencia de los sociales, los introvertidos ansiosos se sienten incómodos alrededor de otras personas. Eso les pasa porque no tienen mucha confianza en sus propias habilidades sociales. Pero su principal problema es que la ansiedad no desaparece cuando están solos. Este tipo de introversión se caracteriza por la tendencia a darle vueltas a lo que podría haber sido o a lo que ha ido mal.

Restringida: Este tipo de introspección parece operar a un ritmo un poco más lento, prefiriendo pensar antes de actuar. También necesitan cierto tiempo antes de ponerse en marcha. En general son personas poco aceleradas.

Foto de Portada de Blanca Miró.