Las 24 obsesiones de un arquitecto que prefirió dibujar edificios antes que levantarlos

TheCreative.Net - Vasco Mourao Gènova

Las 24 obsesiones de un arquitecto que prefirió dibujar edificios antes que levantarlos

Vasco Mouräo es arquitecto + ilustrador. Aunque últimamente es más ilustrador que arquitecto. Dice que renunció a levantar edificios para dibujarlos, porque para hacerlos tienes que pedir permiso, pero para pintarlos no. Dibuja cada día. En blanco y negro. Con un bolígrafo Staedler de 0.1 mm. Y a veces se levanta a las 4 de la mañana porque no puede dejar de pensar en ese dibujo que no ha acabado. Su sello = los detalles. Y las líneas. Precisas. Estrictas. Perfectas. Dibujar le hace feliz. Como un niño. Y asegura que volver a ser arquitecto le haría muy infeliz. Ha publicado en The New Yorker, The Washington Post o en Wired Us. Organiza los Creative Mornings = conferencias alrededor de la creatividad. Y sus dibujos son siempre es-pec-ta-cu-la-res.

Vasco Mourao

Me gusta
Madalena, mi mujer.

No detesto
nada, no suelo pensar en lo que no me gusta.

Admiro
a Richard Serra y a Bill Bryson.

Me enfada
el desorden.

Sueño con
volar como Peter Pan hasta casa de mi abuela para ir a comer.

Mi mejor defecto es
hablar demasiado.

No me dejan dormir
los dibujos que todavía no he hecho. Hay veces que me levanto a las 4 de la mañana y me pongo a hacerlos.

Cuando trabajo
desaparezco para el mundo exterior.

Lo mejor de mi trabajo es
que cada día es un reto.

Y lo peor,
que me quedo con la punta de los dedos deformada de pasar tanto tiempo con el bolígrafo en la mano.

Me obsesiona
viajar.

Me da miedo
olvidar lo es importante para las personas mas cercanas a mí.

No puedo vivir sin
un bolígrafo.

Mi proceso creativo es
muy sencillo. Tiempo + trabajo.

Me inspira
el propio trabajo. La inspiración para mi es un mito. Lo que vale es hacer cada día algo un poco mejor que el día anterior.

Para mí, tener una profesión creativa significa
independencia.

Me gustaría trabajar/colaborar con
Sagmeister & Wash o JR.

Si tuviera que recomendar el trabajo de alguien sería
el de Akira Yamaguchi.

Lo que poca gente sabe de mí es que
tengo 18 tíos y unos 20 primos.

En mi nevera nunca falta
aguacate.

Si no viviera donde vivo, viviría en
Tokyo o Azores.

Si no me dedicara a lo que me dedico, sería
arquitecto (y triste).

Mi lema de vida es
“Done is better than perfect”.

De aquí a 10 años me imagino
haciendo lo mismo pero mejor, ¡o eso espero!

Genova proces NEW-YORK-PERCEPTIONS-1 (1) NEW-YORK-PERCEPTIONS-1 NEW-YORK-PERCEPTIONS-3 NEW-YORK-PERCEPTIONS-4 NEW-YORK-PERCEPTIONS-6