Cómo convertir el dolor en virtud

Thecreative.net-MarieTooth

Cómo convertir el dolor en virtud

Patricia Aibar confesó al mundo que pintaba con la exposición “Fragile”, firmada por Marie Tooth = su pseudónimo. Cogió el nombre de Charcot-Marie-Tooth, el trastorno neurológico que le diagnosticaron con 17 años. La enfermedad hace que a veces se le duerman las manos y pierda el tacto y el movimiento. Pero Patricia convirtió el dolor en virtud. Llevaba dibujando toda su vida pero dice que firmar como Marie Tooth le ha ayudado a aceptar la enfermedad. Le gusta hablar de la fragilidad del ser humano. Sus personajes, vulnerables. Y asegura que no quiere escandalizar, lo que quiere es hacer pensar.

Thecreative.net_Marie Tooth

Foto de Santi Cogolludo para El Mundo

Me gustan
la naturalidad y las imperfecciones.

Detesto
procrastinar, pero se me da tan bien…

Admiro
a las personas que arriesgan y se salen del camino. Los que se adueñan de su vida.

Me enfada
la falta de compromiso y profesionalidad. También, madrugar mucho. 

Sueño con
tener visión nocturna y no depender de la luz natural para trabajar.

Mi mejor defecto es
utilizar el humor para todo.

No me deja dormir
mi cabeza. Justo cuando decido irme a dormir es cuando se pone creativa.

Cuando trabajo
pierdo la noción del tiempo. Me olvido de comer. Me quedo completamente absorta.

Lo mejor de mi trabajo
es la honestidad y generosidad del resultado.

Y lo peor,
que a veces siento que la obra me consume.

Me obsesionan
los detalles minúsculos.

Me da miedo
el tiempo.

No puedo vivir sin
música.

Mi proceso creativo
se basa en indagar en pensamientos y recuerdos. Cosas que me marcaron o que arrastro. Todos llevamos alguna mochila, solo hay que buscar en ella. Después busco la forma de representarlo con algún gesto o parte del cuerpo para fotografiarlo. La premisa es que debe ser lo más sencillo posible. Menos es más. Nada de adornos, ni ropaje. Solo el ser humano, la pintura y el espectador.

Me inspiran
las personas, con todas sus taras y sus torpezas. Errores de la naturaleza. Y artistas como Nan Goldin o Raymond Carver. Son creadores que no tenían miedo a exponerse en cada una de sus obras. Me parece honorable.

Para mí, tener una profesión creativa significa
poder ejercitar tu mente en más de un campo.

Me gustaría trabajar/colaborar con
muchos artistas. La lista puede ser interminable. Pero a priori las colaboraciones que ya están programadas son con el fotógrafo Joseph Finegan (Manchester), el fotógrafo y realizador José María de Orbe (San Sebastián) y la diseñadora Martin Lamothe (Barcelona).

Si tuviera que recomendar el trabajo de alguien sería
el del fotógrafo Arnau Blanch. Tiene una visión muy personal. Un tono áspero pero a la vez delicado. Sus últimos trabajos parecen visiones de sinestesia.

Lo que poca gente sabía de mí
hasta hace un año es que pintaba.

En mi nevera nunca falta
algún tipo de queso.

Si no viviera donde vivo, viviría en
un pueblecito costero. Sin determinar. Estoy abierta a sugerencias del destino.

Si no me dedicara a lo que me dedico,
no me importaría trabajar de cualquier cosa siempre y cuando pudiera seguir dibujando. Dibujar es algo que he hecho desde que tengo uso de razón. Eso no va a cambiar.

Mi lema de vida es
“Si lo que te preocupa tiene solución, no te preocupes, tiene solución. Si lo que te preocupa no tiene solución, no te preocupes, no tiene solución.”

De aquí a 10 años me imagino
enseñando a pintar a mi hijo. Por más vueltas que le dé todas las opciones de respuesta me suenan pretenciosas, así que diré que enseñando a pintar a mi hijo.

IMG_6403_550 Love-copia_550 Captura-de-pantalla-2015-10-06-a-las-5.03.48_650 thecreative.net-marietooth Marie Tooth 01 Marie Tooth00