Bueno…¡no pasa nada!

TheCreativeNet - Aimar Molero

Bueno…¡no pasa nada!

Música. Diseño de sonido y bandas sonoras digitales. Aimar Molero ha estudiado Sonido y Sistemas de Audio y Sonorización. Compone, mezcla y masteriza. Y lo hace para spots, videojuegos, series, documentales, acontecimientos o programas de televisión. Disfruta su trabajo y ponerse existencialista no le deja dormir. Es optimista y siempre busca hacer algo nuevo. También compone sin encargos y bajo el nombre de Siberian Railway y de Frammeset. Música electrónica. Paisajística. Pero sin olvidar los instrumentos reales. Folk, rap, épica orquestal y vanguardias.

Aimar Molero

Me gusta
el viento

Detesto…
las pseudociencias.

Admiro
a la gente muy mayor pero activa y feliz.

Me enfada
madrugar mucho si es para hacer algo que no me motiva.

Sueño con
que era un explorador en una selva, al menos esta noche.

Mi mejor defecto es
que necesito tener 10 aficiones a la vez.

No me deja dormir
el ponerme existencialista.

Cuando trabajo
me gusta disfrutarlo.

Lo mejor de mi trabajo es
casi todo.

Y lo peor,
que la música es demasiado subjetiva. Y que mi trabajo es bastante solitario.

Mi proceso creativo se basa,
por obligación, en estar poco tiempo con cada proyecto. Si no sale nada, ponerme a otra cosa. Si sale algo, unas cuantas horas de sueño. Así evito tirar de métodos más mecánicos.

Me inspira
la imagen.

Para mí, tener una profesión creativa significa
que existe un margen de incertidumbre antes de empezar algo, pero creo que ese margen es lo que ayuda a no quemarse. Sería lo contrario a ser funcionario.

Me gustaría trabajar/colaborar con
quien sea si el proyecto me interesa. Me gustan los proyectos hechos con ganas por gente buena, y que intentan mostrar algo nuevo.

Si tuviera que recomendar el trabajo de alguien sería
el de Elon Musk.

Me obsesiona
el campo visual y la pequeña fracción que realmente vemos. Y como el cerebro hace el resto.

Me dan miedo
los perros sin dueño en el bosque. Y el infinito.

No puedo vivir sin
NS.

Lo que poca gente sabe de mí es que
soy vegano. Es coña, ser vegano y que lo sepa poca gente es una paradoja.

En mi nevera nunca faltan
huevos.

Si no viviera donde vivo, viviría en
Copenhague en verano y en algún lugar tropical en invierno.

Si no me dedicara a lo que me dedico, sería
camarero. Lo fui un tiempo con buenos compañeros y en un sitio agradable, y sé que es un trabajo que no sufriría.

Mi lema de vida es
“Bueno… no pasa nada”. Intento quitarle peso a las pequeñas mierdecitas del día a día.

De aquí 10 años me imagino
bastante igual pero con alguna criatura por aquí.

Foto de portada: Un frame de uno de los últimos trabajos de Aimar Molero, Land.
Powered by Meyba.