Los neuróticos son creativos

sassen6

Los neuróticos son creativos

El neuroticismo y el pensamiento creativo siempre han estado correlacionados. Isaac Asimov, Winston Churchill o Woody Allen son buenos ejemplos. Y eso es porque este rasgo se asocia con la aversión al riesgo. Las personas neuróticas se consideran a menudo “sensibles a las amenazas”, una clasificación que el psicólogo Jeffrey Gray señaló por primera vez y que demostró que las personas neuróticas tienden a evitar empleos “peligrosos”. De ahí la asociación con trabajos más analíticos, que requieren de resoluciones creativas, en oposición a los más físicos.

Pero este análisis parece simplista ante los ojos de Adam Perkins, psicólogo y neurótico autoproclamado. Es obsesivo, sensible, nervioso y maniático. Y justo acaba de desarrollar una nueva teoría publicada en la revista Trends in Cognitive Sciences, sobre cómo él y otros como él canalizan su neuroticismo en la creatividad y la resolución de problemas. Perkins cuenta que tuvo una epifanía cuando asistió a la conferencia del coautor Jonathan Smallwood sobre el vagabundeo de la mente. Este ubicaba los orígenes del pensamiento autogenerado en la corteza prefrontal media, una parte del cerebro relacionada con los recuerdos.

Smallwood describió como personas creativas aquellas que soñaban despiertas o que dejaban que su mente vagara. Además tras un estudio descubrió que las personas con pensamientos negativos mostraban una mayor actividad en la corteza prefrontal media. Eso es lo que ocurre en los cerebros de las personas neuróticas cuando sus mentes vagan. Y es que cuanto más tiempo nos detenemos en un problema, más probabilidades tendremos de llegar a una solución.

Foto de portada de Viviane Sassen