Entrar dentro de una obra de arte

portada

Entrar dentro de una obra de arte

Una cascada en la que puedes bañarte, flores de agua a tus pies y un montón de mariposas a tu alrededor. El colectivo de arte japonés teamLab (formado por artistas, ingenieros,  matemáticos, diseñadores, arquitectos, animadores y programadores) ha creado una exhibición digital interactiva en el Pace de Londres.  Y su objetivo es invitar a experimentar a la audiencia a tocar y a atravesar límites insospechados.

Las ondas generadas por ordenador se proyectan en el suelo, las paredes y el techo de la sala de exposiciones. Las mariposas vuelan y las flores crecen pero ambas mueren si un visitante las toca. La cascada digital fluye por una de las paredes -separándose si alguien la traviesa- y llegando a alcanzar los pies de la audiencia.  En un segundo espacio, las ondas generadas por ordenador se lanzan violentamente contra la pared, estrellándose y volteándose en una pantalla hiperreal. 

Por si esto fuera poco cada visualización de la obra de arte es completamente diferente, dependiendo de la cantidad de personas que estén en el espacio y de los efectos cambiantes de las propias proyecciones (como el de las flores, que florecen y decaen con el tiempo).

Captura de pantalla 2017-03-09 a las 11.13.47 Captura de pantalla 2017-03-09 a las 11.14.02 Captura de pantalla 2017-03-09 a las 11.22.41 captura