La revolución está en nuestra mente

TheCreativeNet - Freud

La revolución está en nuestra mente

Ho sentim, aquesta entrada està disponible només en Español De España. El contingut es mostra en l’idioma alternatiu. Fes click a l’enllaç per canviar l’idioma actiu.

La obra de Sigmund Freud no destacaba por ser insolente, rompedora o emocionante. Su estilo era científico, neutro, casi aburrido. Pero el objetivo de Freud no era el entretenimiento sino desvelar lo oculto en la mente. Sigmund Freud = REVOLUCIÓN. Descubrió un nuevo continente: el subconsciente. Pronto, sus diagnósticos atrajeron a tal número de pacientes que casi no podía ni descansar durante el día.

TheCreativeNet - Freud

7.00

Levantarse, desayunar y afeitarse.

8.00

Recibir a los pacientes. Seguir el ritmo frenético de las consultas a base de cigarrillos.

12.00

Tiempo libre y comer.

14.00

Pasear por el Ringstrasse de Viena a gran velocidad, quizás por una mala jugada del subconsciente.

15.00

Más consultas + análisis de los pacientes

21.00

Cenar y contar las extrañas situaciones de sus pacientes a su mujer o su hija Anna.

22.30

La parte más teórica del día: Estudio de los casos y sacar conclusiones psicoanalíticas.

01.00

Irse a dormir.

Vía Info We Trust.