Los niños podrían aprender más rápido gracias a la tecnología

rocket

Los niños podrían aprender más rápido gracias a la tecnología

Ho sentim, aquesta entrada està disponible només en Español De España. El contingut es mostra en l’idioma alternatiu. Fes click a l’enllaç per canviar l’idioma actiu.

La primera palabra de un hijo es un momento crucial para cualquier padre. Está claro que todos los niños siguen su propio ritmo, pero existen formas de acelerar el proceso. Se ha demostrado que los niños que escuchan más palabras acostumbran a procesar el lenguaje más rápido cuando están en la escuela. Según un estudio de Popular Science a los 5 años los niños de familias más habladoras han escuchado 30 millones de palabras más que las de las que no lo son tanto. Creando así lo que se conoce como la “brecha de palabras”.

Pero, ¿cómo podemos luchar contra ella y acelerar el proceso de aprendizaje de nuestros hijos? Claro, aprovechando la tecnología. Una de las herramientas más utilizadas se llama LENA. Se trata de una fundación sin ánimo de lucro que proporciona a los padres una pequeña grabadora que se desliza y que está diseñada específicamente para niños. Después de registrar todas las palabras que un niño escucha en un día, las analiza y proporciona diferentes tipos de datos. El número de palabras oídas o el número de giros conversacionales. Además de dar consejos sobre cómo un padre puede maximizar las conversaciones con su hijo.

Ilustración de Portada de Blanca Gómez.