Las personas creativas llegan tarde a las fiestas

monstruo

Las personas creativas llegan tarde a las fiestas

- 27 September 2016

Ho sentim, aquesta entrada està disponible només en Español De España. El contingut es mostra en l’idioma alternatiu. Fes click a l’enllaç per canviar l’idioma actiu.

Leonardo Da Vinci trabajó durante 16 años de forma intermitente en la Mona Lisa. Se sentía un fracasado. Un inútil incapaz de focalizar su atención en un cuadro, y acabarlo. Pero lo que no sabía era que la procrastinación le estaba ayudando a crear su mejor obra. Posponerlo indefinidamente fue la clave de su éxito. Y es que se ha demostrado que las personas creativas pueden ser rápidas al empezar pero muy lentas para acabar. Y es precisamente en esa abstracción donde encontramos la verdadera creatividad.

Para ser original no necesariamente tienes que ser el primero. No importa cuando lo hagas, solo tienes que ser diferente. Y mejor. Puedes tomarte tu tiempo. Llegar tarde o entretenerte por el camino. Facebook no fue la primera red social que existió. Primero conocimos Myspace o Friendstar. Google tampoco fue el primer buscador. Yahoo o Altavista fueron los pioneros. ¿Pero por qué tuvieron más éxito los últimos? Porque esperaron a mejorar una idea ya concebida.

Según un estudio liderado por el psicólogo Adam Grant, (autor de Give and Take y Originals) la creatividad tiene mucho que ver con la procrastinación. Pero antes de que dejéis de leer este artículo y esperéis a que os toque la barita de la creatividad, seguid leyendo. Las ideas no aparecen por arte de magia. Las personas que están muy ocupadas perdiendo el tiempo no son creativas. Su cerebro está demasiado desconectado. Pasa lo mismo con la gente difícil de distraer. Están tan ansiosos por acabar sus tareas que resulta imposible que piensen de forma original. Pero existe una zona de acción donde las personas creativas parecen vivir: justo en medio.

TheCreativeNet - Procastinación

Para la investigación, se le pidió a una serie de participantes que generaran ideas de negocio originales. A unos se les pidió contestar inmediatamente. Y a otros se les asignó posponerlo cada 5 o 10 minutos. El resultado fue que los procrastinadores moderados son un 16% más creativos que los otros dos grupos. Es muy difícil que las ideas vengan a ti por arte de magia. La clave está en empezar a procrastinar cuando ya sabes que tienes que resolver un problema. La tarea, entonces, permanece activa en la parte posterior de tu mente. Se empieza a incubar. Y el tiempo te permite considerar ideas divergentes. Pensar de forma no lineal y hacer saltos inesperados. Es entonces cuando somos realmente creativos.

Foto de Portada de Monstruo Espagueti.