La otra cara del director de arte del Jueves

Miquel Aparici08

La otra cara del director de arte del Jueves

- 12 setembre 2016

Ho sentim, aquesta entrada està disponible només en Español De España. El contingut es mostra en l’idioma alternatiu. Fes click a l’enllaç per canviar l’idioma actiu.

Cuando Miquel Aparici no está en la redacción del Jueves se dedica a hacer esculturas. Es una de las 10 apuestas de Mariadiamantes y de Conrad Roset. Animales + instrumentos + alambre. Restos industriales y reciclaje. Utiliza caracoles, bisagras o zapatos y encara cada escultura como un reto. Por eso dice que él, en realidad, es como un Diógenes pijo.

 Miquel Aparici01

Me gusta
el olor a café recién molido.

Detesto
la gente falsa.

Admiro
la gente que lo deja todo para realizar sus sueños.

Me enfada
la impuntualidad.

Sueño con
dedicarme por completo a la escultura.

Mi mejor defecto es
no enterarme de la mitad de las cosas.

No me dejan dormir
mis equivocaciones.

Cuando trabajo
estoy en mi mundo.

Lo mejor de mi trabajo es
que me hace feliz.

Y lo peor,
que no vengan las musas.

Me da miedo
acabar pobre.

No puedo vivir sin
crear.

Mi proceso creativo
se basa en pensar, no pensar, pensar, no pensar.

Me inspiran
las épocas antiguas.

Para mí, tener una profesión creativa significa
ser libre.

Me gustaría trabajar/colaborar con
Chema Madoz.

Si tuviera que recomendar el trabajo de alguien sería
el de Gerard Mas.

Lo que poca gente sabe de mí es que
soy más intuitivo que racional.

En mi nevera nunca falta
Coca-Cola Zero.

Si no viviera donde vivo, viviría en
un castillo.

Si no me dedicara a lo que me dedico, sería
muy infeliz.

Mi lema de vida es
“estar a la altura del azar”.

De aquí a 10 años me imagino
trabajando en un enorme estudio frente al mar.

Miquel Aparici07 Miquel Aparici06 Miquel Aparici05 Miquel Aparici04 Miquel Aparici03 Miquel Aparici02