5 consejos para superar las críticas y ser más creativo

cocolia

5 consejos para superar las críticas y ser más creativo

Ho sentim, aquesta entrada està disponible només en Español De España. El contingut es mostra en l’idioma alternatiu. Fes click a l’enllaç per canviar l’idioma actiu.

¿Las críticas son positivas o negativas? ¿Nos hacen más fuertes o nos hunden? ¿Nos movilizan o nos paralizan? La respuesta a todas estas preguntas tiene mucho que ver con la recuperación. Y es que si conseguimos resistir a las críticas, probablemente envalentarán nuestra producción creativa. Lo dice Mark McGuinness. Poeta, expsicoterapeuta, un entrenador de negocios. Y el autor de «Resilience: facing down rejection and criticism on the road to sucess». Estos son algunos de sus consejos para resistir a la parte menos atractiva de la creatividad.

1. Entrénate para ser más resistente. Aguantar las críticas. Y recuperarte. Algunos lo tendrán más fácil biológicamente. A otros les costará más. Pero se trata de una asignatura tan importante como la propia estimulación de la creatividad. Y esto solo se consigue con confianza y fuerza de voluntad.

2. Dedica 20 minutos al día a ser consciente de tus propias emociones. Sentado en una silla o con las piernas cruzadas. Trata de estar tranquilo y sereno. Con el objetivo de familiarizarte con lo que sientes. Y aceptarlo.

3. No conviertas los golpes en dramas. Tienes que ser consciente de que el éxito no depende al 100% de nosotros. Un rechazo nunca es agradable, pero no lo hagas más grave. Aprende a relativizar.

4. La mayoría de críticas no tienen el peso suficiente para hundirte. Muchas veces confundimos el gusto con el mérito. Que no guste tu trabajo no significa que no sea bueno. Y la mejor manera de reaccionar ante una crítica es buscar los criterios bajo los que se fundamenta.

5. Sepárate de tu trabajo. Tu obra no eres tú. Aunque es normal que se confunda porque no se trata de un trabajo de contabilidad. Cuando somos creativos ponemos nuestra alma y nuestro corazón en lo que hacemos. Por eso, a veces, duele.

Foto de Portada de Cocolia.