5 curiosidades sobre la creatividad que desconocías

frida

5 curiosidades sobre la creatividad que desconocías

- 13 marzo 2018

La creatividad es compleja. En consecuencia, también lo es ser creativo. Para dar con soluciones originales o para inspirarse hacen falta muchas cosas distintas. Talentos diversos. No se es creativo únicamente de una forma. Hay mil maneras de actuar como creativo. Hoy os explicamos cinco curiosidades sobre la creatividad. Maneras de potenciarla, factores que la mejoran…

CANSADOFight Club (David Fincher, 1999)

Más cansancio, más creatividad

Base científica. Cuando nuestro cerebro está cansado, no puede concentrarse. Le cuesta focalizar sus esfuerzos en una sola acción. Y empieza a funcionar en estado de deambulación. Esto provoca que no piense en algo en concreto y sea capaz de conectar ideas y conceptos nuevos. Interrelacionar. Cuando estamos cansados somos capaces de pensar diferente. Trasladar nuestros pensamientos a parajes desconocidos y dar con ideas forasteras, que habíamos ignorado hasta que llegó el cansancio.

 

Loving VincentLoving Vincent (Dorota Kobiela y Hugh Welchman, 2018)

Si la creatividad fuese un color sería…

A veces los brotes de creatividad son un sin frenos, una agitación. Pero eso no significa que ser creativo no pida algo de paz y tranquilidad. Solemos abrir nuestra mente con mayor facilidad si nos encontramos en un estado de serenidad. Para ser creativos, hace falta cierto reposo. Y si hay un color capaz de crear esta atmósfera de armonía mental es el azul. Es la tonalidad idónea para potenciar la creatividad. Esto se debe a que lo asociamos al mar y al cielo: escenarios abiertos de quietud y reposo. ¿No os sentís más inspirados ante el océano? ¿O alzando la vista?

 

oldboyOldboy (Spike Lee, 2013)

Ponerse en forma es esencial para un buen creativo

El ejercicio físico hace crecer nuestras habilidades para ser creativos. Esto si entendemos la creatividad como un cajón desastre de talentos. Que pide cosas varias de nosotros. El pensamiento divergente y el convergente, por ejemplo. Entendiendo el primero como la capacidad de generar múltiples soluciones a un problema. Y el segundo como la de dar con una única solución: la adecuada. Hacer ejercicio de forma regular estimula estos dos mecanismos mentales. Los activa y los hace trabajar en algunas de las acciones más cotidianas de nuestro día a día.

 

desordenThe Hangover (Todd Phillips, 2009)

¡Viva el desorden!

Una buena excusa para los que sois pésimos en organización. Según diversos estudios, el desorden incrementa el pensamiento creativo. Si te encuentras en medio de un ambiente caótico, simplificas lo que te rodea. El barullo exterior puede saturarte al principio, pero acabas ignorándolo. Terminas por centrarte en lo que pasa por tu mente. De forma simple: el caos nos ayuda a pensar mejor. A estar en contacto con nuestros pensamientos al cien por cien. Pensar con claridad de manera más fácil. No lo hubieras dicho, ¿no?

 

Into The WildInto the Wild (Sean Penn, 2007)

Cuando viajas, te fuerzas a ser más creativo

La experiencia de visitar un lugar nuevo es única. Pasar tiempo en el extranjero, fuera de casa, te obliga a ser más creativo. Te empuja a serlo. A solucionar problemas que en tu zona de confort no debes resolver. Te saca de tus casillas. Y, además, te obliga a fijarte en lo ajeno. Usar lo desconocido como referencia. Nuevas culturas, costumbres e incluso idiomas. Que no dominas ni controlas, pero tienes la responsabilidad de manejar. Por ello que viajar nos ayude a ser más creativos. Nos fuerza a dar con respuestas en atmósferas extranjeras fijándonos en referentes forasteros. Aprender de lo que habíamos ignorado.

*La imagen de portada es de Frida (Julie Taymor, 2002)