3 ventajas que aparecen si dejamos de huir del aburrimiento

TheCreativeNet - Maria Corte

3 ventajas que aparecen si dejamos de huir del aburrimiento

- 5 noviembre 2016

El aburrimiento siempre se ha entendido como un estado mental negativo. Significa una combinación desalentadora de frustración, tristeza, disgusto y apatía. Todo sentimientos adversos. Pero en realidad deberíamos fijarnos en la otra cara del aburrimiento. Darnos cuenta de que la cuestión no tiene tanto que ver con el aburrimiento en sí sino con la incapacidad que tenemos de tolerarlo. Pero, ¿qué pasaría si dejáramos de huir constantemente del aburrimiento? Pues que probablemente encontraríamos algunas virtudes que por ahora no valoramos.

1. Alteración de la percepción del tiempo.
Cuando estamos aburridos el tiempo parece infinito. Pero en vez de huir de esta sensación podríamos utilizarla a nuestro favor. Y es que en realidad cuando estamos aburridos sentimos el tiempo más puro que existe. Se nos muestra en todo su esplendor repetitivo, redundante y monótono. Como una ventana al infinito. Hecho que debería ayudarnos a apreciar nuestra breve existencia.

2. Creatividad.
Es cuando estamos aburridos que nuestras percepciones llegan a nuestro subconsciente. Friedrich Nietzche dijo que los artistas necesitan aburrirse mucho para acabar teniendo éxito. Y eso es porque se considera un preludio a la creatividad. De hecho Albert Einstein alcanzó su punto de vista sobre la relatividad mientras soñaba despierto. Y varias estudios han demostrado que el aburrimiento permite que nuestra mente se relaje, por lo que asocia ideas libremente, facilitando así la creatividad.

3. Autoconocimiento. 
El aburrimiento puede ser un medio de autoexploración. Por lo que podemos ligarlo al budismo y a la meditación. Las tradiciones orientales creen que el aburrimiento es el resultado de la tensión psicológica que surge cuando nos sentimos incómodos con nosotros mismos. Y sostienen que muchos de nosotros buscamos compañía para evitar este tipo de introspección, a menudo, bastante incómodo. Pero en realidad esta experiencia puede ser liberadora y transformadora. Si conseguimos tolerar el aburrimiento seremos capaces de obtener conocimientos vitales impresionantes sobre nosotros mismos.

Foto de Portada de María Corte.