Gabriel Escamez
Director de Arte & Set Designer

Gabriel Escámez (30 años) estudió Bellas Artes y Arquitectura de Interiores pero la vida le ha llevado de forma natural a dedicarse a la dirección de arte y a la escenografía para grandes firmas de moda y lujo, aunque asegura que prefiere la que se desarrolla en el ámbito cultural. Y lo hace desde su estudio creativo llamado Cobalto, un color que le transmite la profundidad del mediterráneo, un concepto muy presente en todo lo que hace. Ha publicado en las mejores revistas nacionales e internacionales y ha colaborado con una infinidad de fotógrafos. Y además de todo esto también tiene tiempo para realizar proyectos de interiorismo más reales y menos inmediatos.

Discover

Ph: Nacho Alegre
Ph: Nacho Alegre
Creativity: Gabriel Escámez
Creativity: Gabriel Escámez
Ph: Txus Sánchez
Ph: Txus Sánchez
Ph: Wai Lin Tse
Ph: Wai Lin Tse
Ph: Wai Lin Tse
Ph: Wai Lin Tse
Ph: Phillip Milton
Ph: Phillip Milton
Ph: François Hallard
Ph: François Hallard
Ph: Wai Lin Tse
Ph: Wai Lin Tse

Discover

Gabriel Escámez: El mediterráneo es azul cobalto.

¿Por qué esta paleta de colores?

Siempre suelo partir del blanco, que es el color que suele inundarlo todo. Me gusta trabajar con gamas sutiles, con paletas calcarias, blancos rotos, arenas o rosas palo. Es lo que me suele funcionar más, me siento muy a gusto en este terreno.

¿Qué te transmiten?

Me transmite algo muy natural, muy cercano, muy orgánico, muy real. Me hacen sentir que estoy en un espacio muy humano.

¿Dirías que el color tiene mucha importancia en tu trabajo?

Por supuesto, es esencial, y más teniendo en cuenta que en mi trabajo la mayoría de proyectos que desarrollo son espacios, por lo que el color que utilizo cobra mucha importancia. Si elijo una paleta azul, quedará todo azul y este va a ser el resultado en el frame general.

¿Cuál de estos colores crees que te define mejor como director de arte?

Realmente soy muy ecléctico y tengo diferentes registros de mil cosas, muy locas y de muchos colores. Pero supongo que el color que más me define ahora mismo es el azul cobalto, que justo es el que elegimos como nombre del estudio.

¿Por qué azul cobalto?

Como estudio partimos de una concepción basada en la interrelación cultural y de poso en el mediterráneo, por eso este nombre. El cobalto me transmite toda la densidad del mar. Es un color sólido, en bloque y muy profundo. .

¿Cambian mucho tus preferencias de colores año tras año?

La verdad es que no mucho, tengo un patrón bastante claro y siempre acostumbran a ser los mismos.

¿Tienes referentes que te influyan especialmente por los colores que utilizan?

Joan Miró sería un gran referente en cuanto a la disposición de colores primarios sobre bases arenosas que tanto adoro.

¿Qué hace un director de arte?

Creamos espacios para que puedan suceder cosas en el ámbito de la publicidad y de la moda. Hacemos un trabajo de interiorismo muy creativo. Básicamente nos encargamos de diseñar el envolvente y les acompañamos con piezas con las que danzar.

¿Qué es en lo primero que te fijas a la hora de crear un set?

Su calidad, a nivel de conceptualización y de realización, solo así será veraz y honesto. De otro modo, no tiene sentido hacerlo.

¿Cómo es tu proceso creativo?

Creo que la función la hace la forma. Normalmente existen unos requerimientos, unas necesidades que además de cumplir tienes que mejorar. Siempre hay que darle una vuelta, sorprender, que el cliente no sepa por donde le vas a salir.

¿Cómo empezó todo? ¿Cómo decidiste dedicarte a la dirección de arte?

Yo había estudiado Bellas Artes y Arquitectura de Interiores pero no me había planteado nunca dedicarme al set design y a la dirección de arte. Fue un poco por casualidad, hace 10 años tuve la oportunidad gracias a un primer proyecto y a partir de entonces no he parado. Es un trabajo fascinante, sobre todo por su inmediatez.

¿Has hecho de interiorista en casas reales que no sean sets para fotografías? ¿Cambia mucho la cosa?

Sí, es lo mismo pero a lo grande. Los proyectos son mucho más largos ya que la envergadura es mayor. Lo que más detesto es que hay más tiempo para hacer modificaciones. Te pueden cambiar la idea ochenta veces. En cambio para publicidad el tiempo es mucho más limitado, tienes poco margen y es mucho más inmediato. Yo tengo muy poca paciencia y cuando diseño interiores se me acaba. Pero me gusta, ahora mismo estamos haciendo una tienda en Madrid en una zona envidiable.

Supongo que necesitas entenderte bien con los fotógrafos. ¿Con cuáles te gusta trabajar?

Sí, cuando no son de fuera normalmente trabajo con los mismos. De aquí me gusta mucho trabajar con Wai Lin Tse, Nacho Alegre o Coke Bartrina, aunque hay muchos más.

¿Con qué tipo de proyecto disfrutas más?

Con los de creatividad. Me mantienen muy ilusionado porque me dejan carta blanca para crear. Te dan la posibilidad de dar forma a las necesidades de una marca y al final acaba siendo como un hijo que has creado desde cero.

¿Tienes algún proyecto fetiche?

Estoy muy motivado con la colla gegantera que estamos creando porque además nos da la oportunidad de estudiar lo que ha sucedido en todo el mediterráneo en materia de fiestas populares. En un mes sacamos al primer gigante, que se llamará Cara. Este proyecto me ha robado el corazón. El momento en el que tengamos nuestra colla gegantera y podamos hacer nuestras performances va a ser muy emocionante y divertido. Me encanta la cultura catalana y creo que a través de ella podemos entender quiénes somos y cómo somos.

¿Cómo nació el proyecto de los cuadernos de Cobalto?

Es un proyecto que nace del estudio, de momento llevamos dos y cada uno lo hace una persona del equipo. El mío se llama Amics y es un recopilatorio de poemas y fotografías. Es una forma de salir de los procesos más comerciales, una oportunidad para investigar entre todos y aprender.

¿Cómo surgió la idea de Amics?

Fue en un bosque cerca del rio Foix, cerca de casa de mis padres, en Cubelles. Escribí una serie de poemas, como este, que se me ocurrió cuando conocí a mis nuevos amigos, unos animales: “Jo al camp, jo al camp, he fet amics. Una petita formiga que camina endavant” (“Yo en el campo, yo en el campo, he hecho amigos. Una pequeña hormiga que camina hacia delante”). Son pequeños relatos muy naíf y absurdos. Oscar Casanova compuso una pieza increíble en la que muchos amigos lo recitaban y lo mezclaba con música de Festa Major: sardanas, twist y hasta el “Amigos para siempre” de Los Manolos.

¿Siempre trabajas desde el estudio Cobalto?

Sí, desde aquí abarcamos todo tipo de proyectos de dirección de arte y escenografía, creamos el concepto para sesiones de fotos de moda y hacemos creatividad para marcas. Somos un equipo de 10 personas.

¿Con qué criterio decoraste tu propia casa?

Tengo un problema bastante grande porque no hay cosa en el mundo que me guste más que comprar muebles. Ahora me mudo de casa y el nuevo espacio no tiene nada que ver con el anterior, el de las fotografías que salen en Amics. Ahora parece la casa de un diógenes pero la nueva intentaré que sea más comedida, aunque creo que será imposible.

¿Por qué este cambio?

Lo necesito, tenía que tomar una decisión para no agobiarme con el tiempo, porque sé que lo voy a ir cambiando. He cogido unos almacenes para guardarlo todo y ya están llenos.

¿Trabajas con tus propios muebles a la hora de crear una escenografía?

Sí, totalmente. Todo lo que creo que puede encajar en un proyecto lo cojo. Me gusta tener un lenguaje muy propio. Hacer una versión muy nuestra, con nuestras piezas, que solo la hagamos nosotros.

¿Dónde encuentras estas piezas?

En sitios superdiversos. Hemos traído cosas de París, de Bordeaux o de mercadillos del Alt Empordà.

¿Qué proyectos tienes a la vista?

Tengo muchas ganas de que salgan unos bodegones inspirados en el mediterráneo y sin producto para Vogue, disparados por Nacho Alegre. Estoy muy contento con el resultado.

¿Cómo te imaginas en 5 años?

Espero que un poco más tranquilo, sinceramente, y haciendo proyectos más enfocados al ámbito cultural.

¿Te ves en un color en especial?

Me gustaría verme en un amarillo tostado. Creo que me sentiría muy bien así.

Para acabar: ¿nos cuentas un sueño profesional?

Sería muy divertido poder crear escenografías para alguna película de Almodóvar.

Discover

©Joan Miró
©Joan Miró
©Joan Miró
©Joan Miró
©Joan Miró
©Joan Miró
©Joan Miró
©Joan Miró